¡Hoy, 21 de diciembre, es un día que me llena de emoción, de esos que espero todo el año!

Y es porque justo hoy, se abre un portal de energía muy cool y llega un grupo especial de angelitos que vienen a ayudarnos específicamente a hacer nuestras peticiones realidad, los ángeles de la navidad.

Estos angelitos, a diferencia de otros, no están disponibles todo el tiempo, ellos llegan cuando muchas personas se reunen con los mejores deseos, como son estas fiestas y se dedican todo el año a cumplir esos deseos específicos.

Por eso, es muy importante que este fin de semana (del 21 al 23 de dic), te des el tiempo para escribirles una carta o una lista donde pongas todo lo que quieres para el próximo año.
Puedes aprovechar que es fin de semana y hacerlo como una actividad familiar o hacerlo sólo, como tu prefieras.

Te tengo algunos tips para hacerlo todavía más efectivo 🙂

  • Dales la bienvenida: cuando un amigo llega a tu casa, le abres la puerta, lo abrazas, lo invitas a pasar y platicas con él. Haz lo mismo, ábreles la puerta, abrázalos y dales la bienvenida.Puedes también prenderles velitas blancas, verdes o rojas, no sólo ahorita, mientras dura esta época (les encantan las luces de esta época) y cada vez que las prendas platica un poquito con ellos (puede ser mentalmente), como le platicarías a un amigo, todo lo que quieres lograr.
  • Antes que nada, cierra tu año: para así tener más claridad de lo que quieres pedir para el que viene, con mucho más conciencia.
    Haz un review de tu año, (puedes hacerlo viendo fotos para que sea más fácil acordarte de todo).
    En mi familia, nos juntamos para platicar y ponerle una calificación a nuestro año del 1 al 10, a mi me gusta evaluarlo no sólo en general, sino en cada área de mi vida (que para mi son: mente, cuerpo, espíritu, emociones, relaciones, trabajo/mision, congruencia y abundancia)
    Pídele al Arcángel Jeremiel que te ayude a darte cuenta de lo que disfrutaste y lo que no tanto, pero sobre todo, de cómo te sentiste viviendo eso y habiéndolo superado si es que ya pasó.
    Hay años que se sienten como montañas rusas, pasan leeeento porque están llenos de retos y  son para ir mucho más hacia adentro, otros en los que todo fluye y aprendes de forma más amigable y otros en los que la vida se transforma. Trata de identificar qué tipo de año tuviste, sin juzgar, sólo aceptando lo que fue, porque nada es bueno ni malo, sólo es.Por ejemplo, el mío, fue un año de los más difíciles para mi emocional y físicamente tuve muchos retos que se sintieron muy pesados y se vieron reflejados en todas las áreas, pero al mismo tiempo , aprendí a cuidarme más, a dejarme consentir, viajé mucho y eso es algo que me fascina por eso, mi año fue pesado y como montaña rusa (término de mi esposo que describe perfecto este año) , con pedacitos cuesta arriba y otros divertidos y fluidos. Así que me declaro emocionalmente agotada y lista para unas vacaciones, de esas en las que no haces mucho, descansar y empezar un año nuevo con pilas cargadas.

    Ahora, eso se dice fácil, pero para recargar pilas primero hay que soltar todo lo que ya no sirve y la luna llena es buenaza para eso, así que vamos al siguiente paso.

  • Suelta: Mañana 22, hay luna llena, lo que significa que es un gran momento para soltar todo lo que ya no necesitas o no quieres seguir cargando. Para soltarlo, te recomiendo estas dos opciones: puedes hacer una meditación para visualizar que todo eso sale de ti y se limpia (te dejo este link a una que me gusta mucho). La segunda opción, es escribir (sin pensar ni ponerle filtros, como si estuvieras vomitando tus emociones), todo lo que has estado cargando o sintiendo que ya no quieras más. Al final rompe estas hojas y quémalas o tíralas imaginándote que todo eso ya salió de ti.
  • Agradece: Teniendo la claridad de haber limpiado y evaluado tu año, dale las gracias al Universo, Dios o ese ser super amoroso, más grande que nosotros, por todo lo que sí te gustó y por lo que aprendiste, apláudete mucho por tus logros (aunque a veces ese pueda ser algo que parece chiquito, pero que te costó todo el trabajo del mundo) y entonces ahora sí, estamos listos para pedir 🙂
    Volviendo al ejemplo del mío, aunque mi año fue de montaña rusa, me aplaudo por haberle dado la vuelta al final, haber reconectado conmigo y aprendido a cuidarme, apoyarme en mi increíble familia y dejarme consentir.
  • Un ingrediente básico: para que esto funcione es creer que te lo mereces (por el simple hecho de existir, te mereces todo lo bueno) y jugar como cuando eres chiquito a hacer el experimento, total, si no funciona, no está tan mal ¿no?
  • Pide: Prende tu vela (o si ya la prendiste tenla cerquita) y empieza a hacer tu lista o carta para los angelitos de la navidad con todo lo que sí quieres para el próximo año. Te recomiendo que escribas todo muy específico, pensando en cómo te sentirías ya teniéndolo, tratando de imaginarte cada una de esas metas o peticiones y trata también de incluir todas las áreas de tu vida (porque a veces, nos confiamos y sólo le ponemos atención a la sentimos que no anda muy bien y descuidamos las que están fluyendo, por lo menos a mi me pasa todo el tiempo :)). Al final a mi me gusta agregar la frase «esto o algo que ustedes sepan que sea mejor para mi y todos los involucrados»
  • Visualiza y agradece otra vez: Una vez que la tengas, métela en un sobre y ponla en tu arbolito pidiéndoles a estos angelitos, con toda tu fe, que te ayuden a cumplir todo esto. Cuando quites el arbolito guarda la carta para que el próximo año puedas comprobar todo lo que se te cumplió.
    Date un ratito más y cierra tus ojos para imaginarte el próximo año releyendo tu carta y ya teniendo todo eso que pediste hoy y sintiéndote como quieres en total armonía en tu vida. Dales las gracias a estos angelitos, a tus angelitos de la guarda y a sobre todo a Dios (como tu le llames), por haberte consentido este próximo año y haber cumplido todos tus sueños 🙂
  • Si quieres agregarle más punch:, puedes hacer un vision board o una afirmación que represente todo lo que quieres lograr y ponerla en un lugar donde lo o la veas todos los días

¿Ya conocías a los angelitos de la navidad? ¿Tenías alguna actividad en la que los incluyeras en tu época navideña? Me encantaría que me cuentes aquí en los comentarios, en mi mail o en mis redes para aprender todos juntos.
Si no los conocías, cuéntame que te parecieron y cómo te fue haciendo el experimento 🙂

Te mando abrazos navideños, llenos de la mejor vibra y te deseo que todo lo que estas pidiendo se cumpla con sorpresas increíbles para ti y todos los involucrados 🙂

Nic 🙂

 

error